Viaje a Israel (Tercera parte)

Tumba de Rachel la matriarca

Durante la noche del segundo día (lunes) olvidé platicarles de mi visita a Rachel la Matriarca, es increíble como perdí la noción del tiempo y a tan corta distancia tenga que apoyarme en mis redes y anotaciones para saber que día hice que cosa. Así de poderoso el viaje que en verdad me hizo efectivo lo de “no time, no space”. Rachel estaba vestida de blanco por ser próxima la festividad de Yom Kippur, había muchas mujeres orando. Llegar ahí es impactante ya que se encuentra frente a una pared de seguridad que divide los territorios árabes y judíos, algunas veces el conflicto es tan intenso que es preferible no visitarla, pero según los kabbalistas,  Rachel se puso ahí por ello, para ser un canal y fuente de luz, amor y misericordia. Recuerdo haber pedido asistencia para entender que la protección empieza con la práctica de no juzgar, pues así no hay juicio que te sea devuelto. Pero lo que más me impactó fue la vehemencia con la que las mujeres pedían milagros a la matriarca.

Abba Jalafta
Abba Jalafta

El jueves empezó muy temprano teníamos un largo recorrido a Zefat (el norte de Israel)  o Safed en inglés o Tzfad es otra forma de decirlo (mas información http://www.safed-home.com/ )  Para ir al norte comenzamos con la visita a Abba Jalafta (más información http://www.zissil.com/topics/Abba-Chalafta ) la verdad es que yo no soy la estudiante más aplicada y hay muchos Tzadiks que no conocía, llegar ahí fue a ciegas, si no es por la ayuda de nuestro guía y Chevre (significa amigo en hebreo) Mordehai, no habría podido conectar de la manera que lo hice, conecté con él mientras hacía una meditación espectacular solo con sonidos de gotas de agua y mi respiración, vinieron a mí, voces, escuchaba palabras en voz de mujer que después supe que nadie había dicho (o mis compañeros que estaban a un lado no las escucharon) a partir de ahí, empecé a volar, ¿como volar? pues si, empecé con esa sensación de mareo, pero no de mareo de sentirme mal o enferma, mareo de estar volando.

Idra Rabba
Idra Rabba
yo en la Idra

Después pasamos a visitar la Idra Rabba (más información https://en.wikipedia.org/wiki/Idra ) mientras íbamos en el camión meditando, yo pedía a Rabbi Shimon Bar Yohai (quien reveló el Zohar) que me diera una señal sobre una petición, pedí un número… cuando llegué a la Idra, había un poster dentro con un número telefónico que repetía 6 veces ese número. ¿Shockeante? ¡si! ya cada quien decide creer o no, llamarme lunática o creer. Yo prefiero creer, siempre prefiero creer. Tuvimos la bendición de tener a nuestra maestra Karen Berg en nuestra visita en la Idra y en Rabi Yossi (más información http://www.zissil.com/topics/Rabbi-Yossi-of-Pekien )de Pekin, un lugar verdaderamente mágico envuelto por un bosque, donde parece que escuchas agua pero en realidad es el aire sonorizando las hojas de los árboles. Me senté por unos momentos en una roca, sola, disfruté del aire en mi cara y supe que todo iba a estar bien, las lagrimas salían pero yo  me sentía tan tranquila como nunca antes.

Karen Berg y sus alumnos de todo el mundo
Rabbi Yossi de Pekin

Continuamos nuestro camino hacia la tumba de Rabbi Jonathan Ben Uziel, quien es el Rav a quien le pides tu alma gemela. Llegué a pedir desde luego a mi alma gemela (jajajaj si, quiero compartir mi vida con un hombre ya es hora y no tengo edad de andar fingiendo que no) también pedimos por nuestras amigas, conocidas y todo quien se vino a la mente, (desde luego por todas las personas con deseo en el centro de kabbalah) pero lo más chistoso aquí fue que cuando subí a meditar y a orar sobre la cúpula a la que tienes que dar 7 vueltas, vino a mi mente una persona (no sabía porque estaba en mi cabeza) más tarde supe que ella había pedido su alma gemela y en ese viaje le llegó un mensaje de que no tenía ella verdadero deseo, me dijo entre lágrimas que había trabajado mucho por tener el deseo y el que haya aparecido durante mi meditación le había parecido como un mensaje de que ya estaba lista. Esa noche lloré con ella en el teléfono, para mí fue increíble ser un canal, me sentí tan especial (jaja se que suena ególatra, pero denme chance tantito de disfrutar esa sensación de ser mensajera). ¡PURA MAGIA!

Rabbi Jonathan Ben Uziel ¡almas gemelas!

Terminamos un viaje MUY CANSADO pero lleno de mensajes, sorpresas, vuelos y corazón lleno, por hoy termino mi relato porque sigue ¡LA BODA KABBALISTA! amo las bodas, pero las de kabbalah ¡son tan bonitas!!!! así que el próximo episodio será sobre la boda de David y Rachel <3

 

 

Viaje a Israel (segunda parte)

Puerta por donde salen las almas de este mundo físico (foto Rochelle Sidney)

Estoy de regreso para seguirles platicando de mi viaje a Israel y no crean que con esta segunda parte acabo, por lo menos habrá 5 partes, pero mejor porque así les voy contando poquito a poquito y no se aburren. Esta foto que encabeza mi post de hoy, esa especie de flor o trébol de madera con un candado, es la puerta por donde salen las almas de este plano físico hacia la luz, es la puerta del famoso túnel que ven las personas que han muerto por minutos y han podido regresar a esta vida. La foto es de mi amiga Rochelle porque yo no pasé a ese lado de la cueva Majpelá ya que es el lado árabe y a nosotros no nos permitieron cruzar, no importa, estoy segura que voy a volver. Dicen que de los hoyitos que ven ahí, sale aroma a rosas.

Bueno, ahora sigamos con la narración del segundo día, este lo dedicamos a pasear por la ciudad de Jaffa que es la parte antigua de la ciudad de Tel Aviv (más información https://www.touristisrael.com/jaffa-yafo-tel-aviv/360/ ) Puedo platicarles lo bonitos que son sus callejones y escaleras, las construcciones viejas, las tiendas de artistas a quienes les fueron entregadas estas viviendas para habitar pero también para vender su arte. Escalando llegamos hasta la fuente de los signos zodiacales y a una iglesia católica divina (De San Pedro) También vimos la casa donde alguna vez vivió el apóstol Pedro. Fue un recorrido rápido pero con una vista inigualable a la ciudad de Tel Aviv que les comparto en estas fotos.

Entrada a Jaffa
Vista de Jaffa

Posteriormente comimos y bebimos todo lo que pudimos en nuestro bellísimo hotel Dan Tel Aviv porque a las 6 de la tarde con algunos minutos empezaría nuestro ayuno para hacer la conexión de Yom Kippur. Mi primer Yom Kippur en el Centro de Kabbalah de Tel Aviv, nerviosa porque en la ciudad hace mucho calor e iba a estar sin tomar agua durante 25 horas, pero también contenta, por estar ahí y hacer todas estas conexiones con mis maestros Karen y Michael Berg. Nos vestimos de blanco y nos dirigimos a conectar con la comunidad de Israel en un día que fue magia, el ayuno lo pasé súper misericordiosamente, no tuve sed, no tuve hambre ni dolor de cabeza, cuando me di cuenta ya era la hora de tomar agua y además mi primer alimento fue una pita con shawarma y falafel que me supo a gloria!!!! AMO EL SHAWARMA POR SIEMPRE. La comunidad del centro de Tel Aviv adorable.

Karen Berg dando consciencia para Yom Kippur

Recibí un mensaje de alguien que quiero muchísimo y a quien “le hice y me hizo daño” ofreciendo disculpas (que es lo que se acostumbra en Yom Kippur) y fue tan maravilloso entender que no hay nada que disculpar porque lo importante es el cariño y el cariño incluye entender que no somos perfectos pero que lo que si somos son personas con buenas intenciones. Nos dormimos temprano porque mañana era un día largo y además ibamos a cambiar de hotel ¡íbamos a ir con Rabi Shimon Bar Yohai y con Rabi Jonathan Ben Uziel!!! les cuento en mi siguiente narración… ¡más mensajes!

aquí con parte del grupo con quien hice este viaje. Amigos para siempre =)

Viaje a Israel (primera parte)

Sola y mis pensamientos, miedo, emoción y muchas ganas de encontrarme.

Voy a tener que dividir por partes este post de mi viaje a Israel porque son muchas las cosas que quiero contar y aún así estoy segura de que me quedaré corta en plasmar en letras todo lo que sentí y sigo sintiendo después de este increíble salto; si, para mí fue más que una vacación, para mí fue magia, proceso, crecimiento, sentimiento, aprendizaje, miedo y mucha felicidad.

Mi narración será en orden cronológico. Para empezar, caí en cuenta de que era la primera vez que cruzaba el charco sola, sin que alguien me estuviera esperando del otro lado o que viajara conmigo. Aunque si iba con un grupo de personas que iba a alcanzar allá, realmente no conocía a nadie. Me fui en un viaje organizado por El Centro de Kabbalah, para conectar con los Tzadiks (personas justas o sabios es como podría traducir esta palabra)  y la energía única de Israel. Ampliar nuestro aprendizaje de la sabiduría kabbalista y entender en otro nivel el poder que esta tiene.

Primer día, vuelo retrasado, tráfico aéreo, aterrizaje en otra terminal,  todo esto propició que perdiera mi conexión, pero como todo es perfecto conseguí lugar en el siguiente vuelo a Tel Aviv y sin ningún problema llegué directo al tour para iniciar el viaje.  Llegamos a cenar a un hotel divino en Jerusalem. Primer shock cultural: que hombres tan guapos hay en Tierra Santa, pero además, que hombres tan galantes, tan halagadores, tan abiertos para piropearte y a la vez respetuosos. Ese primer día fue una inyección intramuscular (o intraespiritual jaja) para mi autoestima. Es shockeante ver a chicos tan guapos chulearte sin conocerte y sin ninguna pared machista que les impida mostrar lo que están pensando (y además y lo más bonito es que con todo el respeto y sin sentirte intimidada). Ahí nadie les va a decir “eres un imbécil” por tratar a una mujer como debe ser tratada.

La primer conexión, Rav Yehuda Ashlag (más información aquí  https://es.kabbalah.com/rav-yehuda-ashlag-0 )Tenía tanta ilusión de conectar con él, he leído algunos de sus libros pero me cuesta mucho trabajo entenderlos, son muy elevados. Parte de la motivación de estar ahí es conectar con su energía y pedirle que me permita comprender más acerca de la sabiduría. Cantamos, oramos, nos abrazamos; 80 desconocidos que coincidimos en Israel y provenientes de todas partes del mundo; Italia, Estados Unidos, Inglaterra, Colombia, España, Brasil, etc. Empezó la conexión con mi alma, de pronto comencé a llorar de alegría por estar en un lugar que ansiaba tanto estar y  a pesar de todos los obstáculos lo había conseguido. El día terminó, intenté dormir, entre el jet lag y la energía fue imposible.

Rav Ashlag
Rav Ashlag y Rav Brandwein

Otra bendición enorme y que no puedo dejar de mencionar es mi compañera de viaje y de habitación. Luisi, ¡Gracias! por tu guía (ella si sabe de kabbalah) Una mujer que en todo momento me impulsó para alcanzar mi mejor versión, para conectar de verdad, para aprovechar cada segundo de los lugares que visitábamos. Pero que también me cuidó como una mamá y me abrazó cuando los primeros mensajes llegaron y mi corazón se rompió. Gracias Luisi.

Día dos… Hebrón y la cueva de Machpela o Majpelá (más información en https://en.wikipedia.org/wiki/Hebron ). En ese lugar están los patriarcas y matriarcas Abraham, Sarah, Jacobo, Leah, Isacc y Rivka. Es un lugar que además está dividido territorialmente, pues una parte pertenece a los judíos y la otra a los musulmanes. Entonces para pasar a ciertas áreas hay que mostrar tu pasaporte, pues en el lado árabe, los judíos no tienen permitido entrar. Lo más cercana que puedes estar a las tumbas de los patriarcas es tocando las rejas que cubren su lugar de descanso; ahí, tocando a Sarah, la matriarca recibí el primer bombazo (lo nombro así porque no encuentro otra palabra para definir lo que sentí, fue tocar y de inmediato recibir un mensaje claro, con todas sus letras y que evidentemente no venía de mi cerebro porque decía todo lo contrario a lo que pienso y me digo todos los días) comencé a llorar de emoción, de confusión y de alegría por entender lo equivocada que he estado al venderme una idea que mi alma sabe que no es cierta. El mensaje me lo reservo para mí pero solo puedo decirles que me obligó a abrir mi corazón y dejarme ya de barreras y escudos protectores que no me llevarán a nada más que a la tristeza y la soledad. Yakov y Leah fueron otro mensaje de amor y de certeza ante tu misión en esta vida y ante la enseñanza de en verdad compartir y salirte de tí misma. Isaac y Rivka están del lado árabe, por lo que solo pude conectar en pensamiento; pero definitivamente la enseñanza de Sarah (que además es mi nombre kabbalístico y por fin pude conectar con él y entender por qué me lo pusieron) fue la primer gran revelación de mi recorrido. De ahí nos fuimos a comer a unos viñedos  esa comida mediterránea de la que ya les hablaré en mi siguiente post. Por el momento, termino aquí mi narración. Les dejo algunas fotos.

Aguí están los restos de los patriarcas
Detalle del techo de Majpelá
Abraham el patriarca
Sarah, la matriarca y el momento del mensaje

 

Conectar

En un mundo donde las personas viven conectadas a través de su celular, conecta en persona y aprecia las maravillas que tienes a tu alrededor.

La luna saliendo del océano a las 12 de la noche puede ser un gran ejemplo de las cosas verdaderamente importantes. ¿Qué prefieres? ¿irte de antro o quedarte en la arena con una de tus personas favoritas viendo ese espectáculo que la naturaleza te da? Seguro todo se define por edades y prioridades. Este fin de semana aprendí que la verdadera intimidad se consigue quedándote profundamente dormida aunque sea 10 segundos en el hombro de alguien en quien puedes confiar. Hoy es tan fácil ir a tener sexo, conseguir sexo, tan solo hace quince días tuve que rechazar la halagadora propuesta de un chico de 28 años de irme de antro y luego a su hotel (y digo halagadora porque tengo más de 40 y el muchachito estaba bastante guapo) Pero es tan reconfortante aprender que la intimidad va mucho más allá y que solo puedes conectarte con quien verdaderamente vibra igual que tú. Me encanta tener esta edad, esta conciencia y este cuerpo para entender que para conectar verdaderamente con alguien debes iniciar con las palabras, con la sinceridad, el respeto y el cariño genuino (que no tiene nada que ver con deseo sexual). Un abrazo dado de lado izquierdo (para que conecten los corazones) y quedarse así por unos segundos, llena más el alma que cualquier otra cosa carnal.

Si, siempre he sido una cursi y cursi me moriré, pero estoy segura que ahora la cursi tiene una conciencia más real y me cae bien.  Esta cursi conecta con personas que rechazan la violencia, cosa que no hacía antes; antes, inconscientemente conectaba solo con quien la trataba mal.

Para la mayoría de las personas, no conseguir sexo es igual a no pasó nada. Hoy para mí es entender que pasó algo mucho mejor y más grande, conexión, tal vez un inicio ¿de qué? ¡no se! Pero he regresado tan llena, tan contenta, aunque la gente no entienda por qué y eso solo lo puedes entender cuando ya sabes de que trata la vida.

Gracias Cabo.

 

El día del amor

Hoy es el día del amor Kabbalista, se llama Tu BeAv que significa 15 de Leo (el mes de leo). Es el día del amor Kabbalista porque este día está la luna llena en conjunción con el sol en el signo de leo (cuyo regente es el astro rey) entonces El sol y La luna están en perfecta armonía, el hombre y la mujer, masculino y femenino, luz y vasija.

Pero no les voy a dar una cátedra de Kabbalah para eso esta El Centro de Kabbalah y sus maravillosos instructores, (les dejo el link) http://mexico.kabbalah.com/

Hoy quiero hablar de todo lo que a mí me ha dejado Kabbalah sobre el amor.

Yo soy una persona que aprecia diferente a sus amigos desde que estudio esta sabiduría, por supuesto que también hice una selección saludable de quienes realmente eran mis amigos y tuve el valor de alejarme de los que solo fingían serlo (seamos honestos, en la ciudad de México y en toda gran ciudad, se acostumbra  la hipocresía, el oportunismo, el come cuando hay, etc) Hoy, tengo un círculo selecto y valiosísimo de personas que están conmigo por quien soy, que me aman, que sacan lo mejor de mí y que comparten sus bendiciones conmigo sin esperar nada a cambio, eso, es salud emocional.

Soy una persona que tiene claro el verdadero propósito de estar en pareja, el “amigo con derechos” o el “booty call” son cosa del pasado y no se trata de juzgar a quien lo practique, no, se trata de saber que quieres porque la mayoría de las personas no lo sabe y eso es lo que a mí me ha regalado el estudio de esta sabiduría, escuchar a mi alma y así saber que quiero y a que vine a este planeta. No, a mí no me funciona el amigo con derechos, así que yo se perfecto que quiero una pareja y también se perfecto que no corre prisa. ¡Ah! y lo más importante, para que llegue tengo que estar lista así que a prepararme todos los días.

Aprendí a valorar a mi familia, a disfrutar cada momento con ellos, a honrar a mis padres, a cuidarlos y agradecerles como pueda cada bendición que me han dado, porque Kabbalah me enseñó sobre el pan de la vergüenza, me enseñó que aunque sean mis padres no por eso tengo merecido que velen por mí o mucho menos me mantengan (como muchos lo creen) y si me apoyan, entender que tengo el compromiso de corresponder porque así funciona el círculo virtuoso de la luz. Aprender a Dar para aprender a recibir y viceversa.

Agradezco infinitamente los secretos que comparten estas grandes almas, nuestros instructores. Y me tomo el atrevimiento de citar algo de lo que rescaté ayer en sus conferencias:

Rivky: Tres palabras clave para encontrar a tu “Grupo de almas” (Tu tribu, las personas que vibran igual que tú)

1-Verdad: ¿cuál es su verdad? ¿Su verdad coincide con la mía? ¿vamos en la misma dirección? valores.

2-Deseo: escucha con el corazón ¿Cuál es su deseo en la vida? sus sueños, ¿que quiere lograr?

3-Intenciones: ¿Te aprecia? ¿Le interesa conocerte? ¿escucharte? ¿saber de tí?

Yigal: Conectar con tu alma gemela adicional (primero que cualquier cosa) conectar con la luz del creador. Amar cuando no es cómodo amar, el amor real se desarrolla cuando amo en la oscuridad, no confundir con masoquismo, es ser integro. Pedir esta madurez para apreciar nuestras relaciones.

Rachel: En kabbalah aprendemos que venimos a trabajar, ¿y que es trabajar? sacar lo mejor de mí, ¿Y quien va a sacar lo mejor de mí? mi alma gemela. Si funciona el amor pero somos flojos, cuando pones de tu parte y te propones entender, tolerar, ser mejor, va a ser el mejor match y si va a funcionar. La mejor compatibilidad es el esfuerzo.

Cada vez que pienso en todo lo que he avanzado en estos cinco años, (no lo digo yo, lo dicen mis amigos y mi familia) solo puedo agradecer a las personas que hicieron posible que yo pudiera estudiar Kabbalah, desde Karen y el Rav Berg. Michael, Rachel y Shimon Sarfati, Shalom Rojas, David y Sarah Varela entre muchos otros.  Y parte de aprender a amar es ser agradecido y amar también cuando las cosas no están de lo mejor. Gracias TKC por enseñarme eso. La verdadera abundancia comienza con la gratitud. No seas taker.

Ama, sonríe y florece…

 

 

Exigente

Hay tres frases que ya me tienen un poquito cansada la verdad:

1-“Es que eres muy exigente mi hijita”

2-“a tu edad ya no vas a encontrar a ningún hombre que valga la pena”

3-“¿Pues que quieren los hombres si estás muy bonita? ¿será que tienes muy mal genio?”

Ahí les van mis respuestas, lo escribo aquí porque no quiero descalabrar a nadie en la calle jajaja y bueno, de paso a quien me lea igual le hace click.

1- Si, quiero el amor en la vida, quiero el sentimiento completo con el que pueda decir DE AQUÍ SOY. En mi vida cuento dos amores, con momentos inolvidables y  hermosos pero también dolorosos, imposibles, de mucho aprendizaje, se que eran mis almas gemelas y que vinieron a enseñarme muchas cosas, en ellos invertí 12 años de mi vida (incluidas las veces que intenté sacarlos de ella.)Lo que quiero compartirles es que si, me enamoro casi que cada 10 años, por eso me dicen que soy exigente. Pues si, si lo soy.  Solía decir: “No acepto menos de lo que dice Viola de Lesseps en Sheakespeare in love”.

“Yo pretendo que haya poesía en mi vida, y aventura, y amor.
No la artística impostura del amor, sino el amor que es capaz de derrumbar la vida, impetuoso, ingobernable como un ciclón en el corazón ante el que nada se puede, ya te arruine o te embelese.  Yo debo sentir ese amor.”
 

Hoy ya le bajé a la intensidad porque entiendo que el amor no debe arruinarme, ni embelesarme, porque los dos son espejismos. Hoy creo que el amor debe llegarme completo, debe ser de un hombre que apueste todo por mí y que no tenga dudas, que sepa comprometerse y que sepa respetar. Igualmente tengo yo que apostar todo por ese hombre sin dudas. Y eso, pues si, me pasa cada 10 años (me habría quedado sin dudar con alguno de los dos anteriores, pero pasó algo  que comentaré en el número 3), incluso aunque no me hagan caso, es ese chispazo que llega y te avisa perfecto que “He is the one”. Y no acepto menos de eso. Así que si soy exigente, pues si, lo soy. Si se tratara de casarme como era antes, porque ya me toca reproducirme ya lo hubiera hecho con cualquiera, créanme, candidatos no han faltado.

2- Pues a mis 41 encontré a uno que vale TODO, no me peló jajaja pero lo vale. Así que esa leyenda urbana de que ya no hay buenos partidos me la guardo para las pesimistas y haters que solo tienen pensamientos negativos. Yo se, estoy segura que la persona que me corresponde será valiosísima y llegará cuando yo también esté lista. No corre prisa. Tampoco estoy obsesionada con tener hijos, eso ya se lo dejé a Dios hace mucho.

3-jajaja esta última me da tanta risa y a la vez me enoja muchísimo. No sé si soy bonita, supongo que soy bonita promedio, yo me creo bonita, agradezco mi físico porque  creo que soy privilegiada en muchas cosas. Aun así, no tengo cuerpo de modelo, ni estatura, ni ojos azules, no, no soy una modelo. Y por lo del carácter, pues si, dicen mis papás que he cambiado muchísimo y quien mejor que ellos para detectarlo; pero aun así sigo siendo irreductible para dos cosas: La fidelidad y el compromiso.  Desgraciadamente hoy en día el compromiso es lo más devaluado y los hombres con los que me he topado han conocido al demonio que llevo dentro cuando alguien no honra esos dos valores (por eso no prosperó con mis dos amores anteriores). Si eso es tener mal carácter pues si, lo tengo. Se perfectamente que quiero, ya estoy grandecita para andar poniendo cara de niña de 20 dulce y tierna y luego ya “amarrados” sacar las garras. Por lo demás, la verdad es que soy muy cagada (esos dicen mis amigos) ¡ah! y se cantar jajaja.

No, no eres exigente, no soy exigente yo tampoco. Es que ya estamos grandes y sabemos perfectamente lo que merecemos y eso es MUY SALUDABLE ¡QUERERSE! y saber a donde vas.

Les dejo este video  de Matthew  Hussey que me inspiró a escribir este blog.

Véanlo pero aquí les dejo los bullets

-¿Está triste quiere estar contigo… está super contento y duda de la relación?

-Hay alguien que está 100% seguro de querer estar contigo y no es uno son varios. No pierdas el tiempo con quien no quiere.

-Con la persona correcta, sabes perfecto que es esa persona y quieres estar con ella. 

-Sabes que no está dando su mejor esfuerzo, no está “All In” y siempre sabemos. Si no está All in es un ¡insulto! ¿Por qué estas ahí?

-Las relaciones son difíciles aunque sea la persona correcta.

SOY MÉXICO

Ayer me sentí más mexicana que nunca, ayer me sentí tan útil, no solo a los electores que votaron en la casilla contigua 2 de la Primaria Tabasco en Benito Juárez, me sentí útil a mi patria y eso me llenó de felicidad.

Nos levantamos a las 6:30 am para estar listos en casilla 7:30 y recibir votantes a las 8 am. Abrimos casilla 8:20 después de colocar mamparas y contar boletas. Los 6 funcionarios de casilla llegamos puntuales, mis vecinos Wendy, Rosy, Sonia, Natalia y Emilio nos rifamos hasta el final. Nos organizamos perfecto a pesar de ser desconocidos, nos respetamos, nos reímos y ninguno se rajó hasta las 2 am que por fin entregamos paquetes sellados para llevar a los comités local y federal.

Voy a rescatar algunas cosas de mi experiencia ayer:

-Todos los números cuadraron, no hubo boleta perdida, no hubo situación sospechosa. De los votos nulos no hubo ningún insulto ni violencia. Solo hubo uno que decía “ratas” de ahí en fuera, de los 446 votos que recibimos en mi casilla, todos fueron serios, claros, enfocados. La gente fue a votar responsablemente, en mi casilla no hubo odio y eso me llena de esperanza. Incluso alguien nos puso esta frase y le tomé foto “Mis sueños no caben en sus urnas” quien sabe… tal vez después de esto ya tengan lugar.

-Tuvimos un incidente de una chica que llegó con una playera con propaganda política, no se la quería quitar, al final le comentamos que era un delito y accedió. Tres personas llegaron con INE pero no estaban registradas en lista nominal así que no votaron. De ahí en fuera, todo se llevó en calma y respeto.

-Llegaron muchos viejitos ayudados por sus familiares a votar, personas de la tercera edad que apenas y pueden moverse salieron a votar, pusieron su deber ciudadano antes que su comodidad, me dejó una gran enseñanza.

-Los partidos, tuvimos todo el tiempo un representante del PAN, uno del PT, uno del PRI y uno de Morena vigilando nuestro proceso. Se mantuvieron  respetuosamente, había un doctor de mayor edad, había un joven de 19 años y otros de entre 30 y 40. Me fascinó ver la pasión del chico de 19 y su información sobre todos los candidatos de su partido y de los contrincantes. Me sucedió algo que no me había pasado nunca, entendí la pasión de los militantes de un partido (la verdad es que la política a mí siempre me había dado flojera y asco) Mi experiencia como funcionaria de casilla me dejó una satisfacción enorme de ver a las nuevas generaciones interesadas en su país, en sus candidatos, en las encuestas; pero sobre todo, ver su reacción cuando sus candidatos reconocieron el triunfo de AMLO (seguíamos contando boletas en esos momentos) se pusieron tristes si, pero no hubo violencia, no hubo insultos y eso me llenó de orgullo. Si, estaban tristes, pero siguieron hasta el final y eso no me cabe duda que es el resultado del discurso conciliador de sus líderes, tanto Meade como Anaya se portaron a la altura del país que todos queremos.

-No nos rajamos, nos dieron las 2 am contando boletas, entregando actas a los partidos, llenando esas mismas actas con sus 20 mil copias (es un trabajito ¿eh?) Los funcionarios del INE nos apoyaron hasta el final, nos llevaron tortas y galletas, bebidas. Obviamente tengo que agradecer aquí a mis vecinas Clau y María que me llevaron taquitos, mi vecina Eliza   que me llevó café, gracias a la gente que nos felicitó por estar en la casilla. Su energía y el saber que teníamos un propósito nos dio la fuerza para resistir hasta el final. Responsables, nos presentamos en la casilla como era nuestro compromiso, porque de nosotros dependía que 603 ciudadanos pudieran votar (esa era la cantidad registrada en nuestra lista nominal) ¡lo logramos!

Y si, voté por AMLO, se los dije en mi entrada pasada y les dije mis razones. Aunque mi facebook está dividido, muchos amigos no están contentos pero me siento bien orgullosa de la gente que quiero porque ha sido respetuosa. También he de decir que no ha faltado el meme de “votar por AMLO no te va a quitar lo naco”, cosa que me entristece muchísimo, porque eso es generar odio, división, clasismo y de eso ya no necesita México. Pero bueno, las redes sociales para eso son, para conocer a las personas. Y no, naco no es ser pobre; naco es ser mal educado, violento e irrespetuoso, así que… ya sabemos quienes son los nacos y nacas.

Tengo esperanza, tengo orgullo por México y tengo muchas ganas de seguir trabajando para crecer junto con este bellísimo país.

¡Ah! y a mi selección todo mi reconocimiento y agradecimiento porque lo que sentí con Alemania no me lo quita nadie. ¡Gracias chavos! bien hecho, se rifaron y estamos con ustedes en el triunfo y en la derrota.

¡A trabajar México! #MéxicoEsAmor

Si quieres una de estas playeras busca @beautifulyouaremx en instagram

 

Ya se por quién voy a votar

Se acabaron las campañas, se acabaron los spots saturando los medios de comunicación, tenemos una preciosa semana para reflexionar sobre nuestro voto. Y yo, a una semana de las elecciones ya se por quien votar. Confieso que me da un miedo terrible escribirlo aquí porque hay muchos haters, incluso se que en mi círculo social habrá gente que me juzgue por publicar esto. No importa, quiero escribir sobre mi voto.

Voy a votar pensando en TODO MÉXICO, no voy a votar por miedo. Según la revista Forbes en una publicación de agosto de 2017, México tiene 53.4 millones de pobres, esto es, según la misma revista, el 43.6% de su población. Efectivamente yo formo parte del otro porcentaje, el de los privilegiados y cuando digo privilegiados no es porque sea millonaria, es porque simplemente tengo un techo donde vivir, tengo comida todos los días, tengo vestido, tengo un salario decente, tengo unos papás  que me apoyan cuando la cosa se pone difícil ¡claro que soy privilegiada! pero eso no me ciega ante la desgracia del país en que vivo.

Voy a votar entendiendo que todos somos uno, entendiendo que en el mundo la economía está colapsando y  no es porque hay un capitalista o un socialista, no necesito ser economista para entender que no es responsabilidad de uno solo el que la mayoría de los paises en el mundo estén en crisis económica. (Pero igual pueden preguntarle a un economista) yo le pregunté a un amigo, su respuesta fue: Estados Unidos está endeudado, su moneda ya no está respaldada en oro; eso, me dijo, es una bomba de tiempo.

Tampoco voy a votar por enojo, ni el miedo ni la rabia son razones positivas para elegir a mi presidente. Si, estoy enojada, me enojan los 140 mil millones que siguen sin solventar 28 miembros de un partido (fuente: Sin embargo.mx  Marzo 2018), me enoja que estuve 2 años sin trabajo estable porque uno de esos involucrados en palancas políticas,  no tuvo palabra  ni seriedad para contratar a un profesional como yo (Pero esa es mi responsabilidad por haber decidido arriesgarme,  así que la tomo como experiencia). Esa es mi razón para no votar por su partido, hechos. Ya me demostraron que no merecen mi confianza. Y como lo puse en un post hace algunos años: Nada tienen que ver los vestidos de marca de las primeras damas, esos se los prestan a cambio de publicidad porque salen en todas las revistas. El dinero del presupuesto, las Asociaciones Civiles con directivos viviendo en Polanco y sin trabajo desde el sexienio pasado, ese, es el dinero que deberíamos conocer e investigar todos.

Voy a votar para darle una oportunidad a un nuevo partido de gobernar, esa es mi razón. Un partido que es apoyado por las clases menos favorecidas, porque yo ya no puedo dormir en mi cama de memory foam pensando que hay personas durmiendo en la calle (y no por vagos, porque no hay oportunidades justas para todos). Si votara por los de siempre, por los que ya estuvieron en el poder, sería por miedo, por creer que tienen razón sus campañas publicitarias tergiversadas que solo infunden miedo. YO NO VOY A VOTAR POR MIEDO.

Para mí, todos tienen cosas negativas y positivas, seguramente aquí me van a llover argumentos y ataques sobre el por qué no debo votar por quien voy a votar. Lo tengo analizado y decidido. Si, mi candidato tiene muchas fallas, pero ninguna que no tengan los otros. Pero tiene un punto sobre los demás, le quiero dar una oportunidad porque nunca se la he dado, los otros ya la tuvieron, no me gustó el resultado.  No pretendo lujos para todos, ni siquiera yo (que me gusta lo caro)  aspiro a tener un rancho de 40 millones de pesos o una casa en las lomas que valga 8 millones de dolares. Solo deseo que todos tengan un techo, comida, vestido y educación; que lo demás (las bolsas Goyard y los vestidos Gucci sean producto del trabajo y de mi habilidad para los negocios, que no se confunda habilidad con gandallez y tranzas). Por eso voy a votar, porque le voy a dar una oportunidad a la izquierda de demostrarme que puede sacar adelante a los pobres para convertirlos en clase media y que esa clase socioeconómica sea la mayoría. Y que los millonarios decentes sigan produciendo dinero y trabajos dignos para esa clase media. Voy a votar para que todos estemos mejor, no solo unos cuantos que ni siquiera han trabajado por lo que tienen.

#vota este 1 de julio. #México2018 #elecciones2018

42

En Kabbalah creemos que el  42 es un número con mucho poder ya que representa la cantidad de  letras de una meditación poderosa. Hoy Estoy cerrando el ciclo de ese año 42 para mañana empezar el ciclo del año 43. Cuando comencé hace 365 días, tenía tanta ilusión en que este sería “Mi año” y en lo primero que pensaba es en que el hombre que me gustaba me hiciera caso, en que volviera a trabajar en radio (que amo), que mejoraran mis ingresos Free lance y ¿Qué creen? nada de eso pasó, esa era mi agenda, esas eran mis ilusiones y por un momento pensé que mi año 42 había sido un fracaso. Hoy, sentada aquí en mi escritorio, escribiendo esto; pienso que mi año 42 fue mágico, ahora les explico por qué.

Este año aprendí a no enojarme con las personas que piensan distinto a mí, circunstancias de la vida pusieron a prueba mi fe y con ello tuve muchas diferencias con personas que quiero muchísimo, este año trajo un gran reto para mi espiritualidad, sin embargo, aprendí de esto que puedes seguir amando a las personas que piensan distinto a tí siempre y cuando estés consciente de que no tienes que convencer a nadie de nada y que igualmente debes darte a respetar en tu forma de pensar sin que esto genere un conflicto.

También aprendí que alejarse no significa pelearse, simplemente detectar a tu tribu siendo respetuosa de las tribus de los demás.

Aprendí que lo más importante es mi familia y con ello cuento a mis amigos que son mi familia, aprendí que está bien tener pocos amigos y que es mejor hacer una reunión con cuatro verdaderos que llenar un salón de fiestas con hipocresía. Me ha quedado claro: No necesito que me quiera todo el mundo, no soy una pizza.

Aprendí a poner un negocio, mi jefe me dio la oportunidad de desarrollar una idea desde el nombre y junto con su socia que ahora es una gran amiga, supe lo que es crear desde la semilla todo un concepto que hoy está funcionando y está por abrir su segunda sucursal. Aprendí que puedo ser buena emprendedora, administradora, gerente operativa y todo lo que se requiera para NY Coffee (vengan a visitarme en Moliere 128) y descubrí que no solo soy una Lic. en Comunicación con especialidad en comunicación organizacional, también puedo ser útil en otras áreas.

Si, me volví a romper el corazón pero con una madurez que solo me dan estos años. Sí, me metí al bumble porque me lo mandaron casi casi que de tarea para romper con todos mis prejuicios, entendí el verdadero significado de la frase “hay que hacer el trabajo”.  Intenté relaciones ocasionales para estar super cool y tener satisfacción a mis “necesidades físicas” solo para darme cuenta que no soy un animal y de las necesidades físicas, que ni son necesidades y si  van nutridas de muchas otras cosas que no se incluyen en las relaciones casuales (amor, complicidad, respeto, ternura y LEALTAD). Experimenté en carne propia lo que significa que alguien te de falsas esperanzas o mensajes confusos y por ello me he impuesto por norma ser clara con los hombres que se me acercan con una intención formal de tener una relación cuando yo se perfectamente que jamás podría sentir nada más que una amistad por ellos (una cosa es estar abierta a conocer personas y otra es abusar de los sentimientos de alguien más).

Fui testigo de una boda maravillosa (y no fue la boda real) David y Sarah, GRACIAS POR TANTO AMOR, amor que se dan entre ustedes y que nos dan a sus alumnos.

Comprobé que hacerle a la Celestina no es opción, que forzar cualquier relación es un error, que nadie tiene el poder ni el derecho de decir quien tiene que amar a quien y mucho menos usar a un poder superior como pretexto. Que si alguien siente algo por tí no necesita una Celestina, aunque tenga la mejor intención (que no dudo que así sea) ese no es el camino.

Se me quitó el orgullo y me atreví a pedir, maravillosamente el rechazo no me afectó y descubrí que hay infinidad de cosas que no son personales, simplemente así son.

Aprendí a poner límites con firmeza pero también con consideración. Aprendí a decir cuando me siento acosada y presionada. Me quité esta manía de arreglar todo hablando (y sacando toda mi verborrea para al final tener una agenda oculta de seguir dentro de una relación tóxica) entendí que muchas veces lo mejor es no hablar, que no está en mis manos siempre la aclaración y que tengo que poder distinguir cuando debo acercarme a aclarar y cuando simplemente tengo que dejar que las cosas pasen.

Junto con el temblor, regresaron la ansiedad y la depresión pero ya son viejas conocidas y se perfectamente con que combatirlas (y no son pastillas) Dejé de correr, volví a fumar. Pero también experimenté ese “sentido de urgencia” por ayudar a los demás, me sumé a la ayuda que todos dimos en la CDMX, mis amigos y yo nos unimos más al compartir comida y apapacho con los voluntarios. De todo ese horror del sismo de 2017 quedó algo: Siempre podemos sacar lo mejor de cada uno y no necesitamos que nos sacudan, debemos estar conscientes de ser esa mejor versión de nosotros a diario y que mi entorno y mi ciudad son mi responsabilidad.

Volví a correr y ya estoy bajando de peso. Me dejé crecer el pelo y le puse luz. Me compré un vestido super lindo para recibir mis 42 porque en estos 365 días me ha quedado clara una cosa: Todo depende de mi actitud.

Bienvenidos 42 aquí estoy con una sonrisa y sin expectativas ¡Venga 25 de mayo de 2018!

P.D. sigo esperando el abrazo de Chewacca jajajajajaaj #nocierto

 

 

¿Y si volvemos a creer?

#RoyalWedding ya hablamos del vestido Givenchy, de la placa de jaguar con la fecha del compromiso, ya hablamos del otro vestido Stella McCartney, de los increíbles invitados, de la mejor vestida (Para mí Kate Middleton, Victoria Beckham y Amal Clooney), del discurso del Obispo y de todos los obstáculos que Meghan enfrentó y superó para poder estar hoy casada con el príncipe Harry y ser la Duquesa de Sussex.

Hoy quiero hablar de nosotros, de todos los que seguimos paso a paso la transmisión de la boda real. Todos los que tuiteamos cursilerías, derramamos una lágrima y hasta hicimos memes románticos. Me puse a leer las redes sociales de influencers, comunicadores, amigos y desconocidos. Todos postearon al menos una vez cosas relacionadas con la ilusión que representa el amor, el matrimonio, la felicidad de los novios, el discurso emotivo del Obispo.

Hasta los haters sacaron su lado de justicia y optimismo “Esta es la cara de la chica a la que su novio le dijo que no iba a encontrar alguien mejor” eso para mí, suena como una esperanza. Representantes del ámbito de la moda, caracterizados por sus comentarios ácidos y algunas veces ofensivos, no escatimaron elogios y palabras dulces para la nueva pareja.

¿Quién no se derritió ante el video de “Te ves hermosa, soy muy afortunado”? Por ahí vi algunos comentarios de las solteras más empedernidas y las “anti hombres” declaradas #HoyVoyACambiarTeam  que jamás pensé que leería.

Me encanta Meghan, soy su fan desde que la vi en la serie de Suits cuando Harry no estaba en su vida. Me parece una chica guapa, normal, con un gran gusto para vestir y una ternura que a veces pienso ha pasado de moda (Lo de hoy es aventártele a los hombres, besuquearlos en público aunque ni te hayan dicho que les pareces bonita y de discreción ni hablamos) la nueva Duquesa jamás se vió envuelta en ningún escándalo, lo que más se sabía de ella eran sus apariciones en el Snapchat de Serena Williams, su gran amiga.  Claro que al comprometerse con Harry empezaron los medios amarillistas a crear historias de las que no pudieron sacar nada más porque efectivamente Meghan es una chica normal, una hermosa chica normal, no tiene características de modelo, no es rubia despampanante, no es de familia millonaria; es una chica que trabaja, que consiguió un protagónico en una serie de TV importante y que ahora es una miembro de la Realeza Británica, porque un príncipe decidió ver lo más importante de una persona y que no tiene que ver con nada material, (tal vez la ventaja de tenerlo todo es eso y a la vez haber perdido a su madre como lo hizo, es que valoras lo verdaderamente importante).

No es que una caiga en la historia de la Cenicienta y pretenda que todas repliquemos el sueño de casarnos con un príncipe. No pretendo volver a los cuentos de Disney que también he criticado en este mismo blog. Pero lo que rescato de la #royalWedding  es el mood de sensibilizarnos ante la unión de dos personas que se aman, de que si existe el amor entre unos y otros, algo que nos hace mejores humanos y que nos convierte en un mejor planeta. Volver a creer como titulé este blog, en que si podemos convivir como pareja, que no está out enamorarse y casarse, que no eres una bridezilla porque declaras abiertamente que sueñas con casarte y con encontrar al hombre de tu vida (y no por eso ser señalada, criticada, pobreteada, bulleada). Que sí está bien formar una familia y honrarla y respetarla. Pero sobre todo, que aunque haya sido de ensueño esta boda real, saber que hay un trabajo diario, que les esperan retos aún cuando están rodeados de todas las comodidades y estos mismos retos ya los vivimos previo a su boda. Donde además, se mostró la inclusión y el deseo de la realeza británica por las costumbres de Meghan teniendo un origen afroamericano. 

Si, la #royalWedding me hizo volver a creer, en la pareja, en el amor verdadero, en los cambios, en la apertura, en la evolución de cánones en pos de vivir mejor y felices. No, no vivo soñando con un príncipe ni ser la próxima Meghan. Pero si me reforzó mi sueño de encontrar a mi hombre, a mi príncipe personal, mi amigo, mi partner y que sea real… de realidad.

Comenta… no me enojo.

Mi foto favorita. #royalWedding