Depresión patriótica

¿A ustedes les pasa? ¿o soy yo la única hipersensible y aprehensiva? Acabo de terminar de ver Colosio la serie y si, invariablemente me deja triste y a un paso de la depresión porque esta serie si está basada en hechos reales, esto si sucedió. Este blog lo escribo para reflexión interna, porque justo ayer que la terminé de ver, sucedió el tema de la carta del gobierno mexicano exigiendo perdón a España y también seguía el tema del abucheo al presidente y su contestación al segmento que él denomina “Fifí”.

Y ya, ya andaba yo encarrilada entre mi tristeza por todas las porquerías hechas en sexenios pasados y me quería desquitar con mis amigos de FB por postear cosas antigobierno, ya saben, buscando quien me la pague ¿Y saben que descubrí? que en esas andamos la mayoría de los mexicanos, no importa en que “bancada” estemos o por quien votamos, estamos bien enojados, frustrados, estamos cansados y eso se refleja en un continuo desahogo de bilis que muchas veces termina en insultos (muy feos) intolerancia y odio gratuito. Tengo una amiga, una amiga que es una persona super especial, ella me hizo entrar en razón, escribió algo que me hizo reconocer que en realidad la base de todo esto que estamos viviendo es nuestra incapacidad de reconocer nuestras fallas (las de todos) y nuestro empeño en querer culpar al de al lado (sea el presidente o tu mejor amigo) a grandes rasgos puso:

“Para construir hay que generar unidad, nadie puede solo”

Y entonces, en mi enojo porque otra de mis mejores amigas había subido un post con el que no estoy de acuerdo y otro mejor amigo me había comentado en mi red social algo con lo que tampoco estoy de acuerdo, frené, pensé y dije; si, mi amiga estudiante de Kabbalah tiene razón, “Considero que el crecimiento en cualquier tipo de relación humana (negocio, empresa, pareja, etc) se da en negociar esas diferencias” y no estar de acuerdo con alguien no significa estar en su contra. Un día leí esto y se los quiero poner en grande:

“DIFERIR NO ES AGREDIR”

Así que respiré profundo, entendí que tan mal estoy yo por enojarme y deprimirme, como cada quien está mal por sus cosas y algo que está pésimo y que TODOS hacemos es ofender para defendernos, llámese el presidente diciéndole porra fifí a quienes lo agreden (ojo, tanto uno agredió como el otro ofendió “en defensa propia”) Y así nos vamos en esta bola de nieve que se hace viral gracias al Twitter, Facebook e instagram y ahí andamos, trepados en el tren del odio (ojalá fuera el del mame como dicen, sería más chistoso) pero no, estamos despotricando odio, literal vomitando así sin freno, sin conciencia y eso… uuufffff eso está terrible.

En otro post les puse aquí que yo voté por AMLO y les puse mis razones, una de ellas la desigualdad económica y social de nuestro país, en otro post dije que estaba contenta de que ganara pues si había personas que no tenían nada y hoy tenían esperanza, estaba bien. Eso no quiere decir amigos que estoy ciega, ni que soy “chaira” o “naca” o “franelera” ( y otros insultos más que usan para los que votamos por él, simplemente porque se les hace chistoso) Tampoco creo que soy Fifí, pues no soy millonaria, soy una mujer que trabaja todos los días para tener un estilo de vida que le gusta tener ¿soy fifí? bueno, un día dije que me encantaba la palabra Fifí, usarla como broma me parecía chistoso, como uso la palabra mamacita para mis amigas o bebé para mis amigos, pero aclaro que si realmente es un insulto aquí le paro. Hoy quiero hacer una promesa de que en mi naturaleza de comunicóloga opinóloga, voy a tener especial cuidado en externar mi opinión con respeto y sobre todo sin odio (es bien difícil, una vez en una clase de periodismo mi maestro me dijo, no puede haber periodismo objetivo mientras sea un sujeto quien lo realiza, al ser realizado por alguien se vuelve subjetivo #pum) Así que consciente de que solo es mi opinión, la emitiré cuidando cada palabra, no caer en agresión y respetando a los que discrepen de mí y preguntando antes si puedo, explicarles por qué no estoy de acuerdo.

Me acaban de decir que soy una inocente, jajajajaja la neta no pero gracias. Simplemente creo que si colapsé hace casi 6 años cuando descubrí la marranada en la que vivía lo menos que podía hacer era aprender, si estudio una sabiduría que habla de trabajar en mí, de conectar con la luz, de no crear separación y de amar a mi prójimo como a mi mismo pues al menos espero ser congruente y predicar con el ejemplo “walk the talk” dice mi maestra Rachel. Gracias L por tu conexión y tu canal transmisor.

recordando el día que fui funcionaria de casilla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *