De salarios y licenciados.

La semana pasada me enteré por una de las conferencias que el presidente brinda todas las mañanas, que un chofer de pipa gana 29 mil pesos al mes. Primero sentí confusión, luego coraje y ahora siento tristeza. Se que hay productores audiovisuales (colegas) que apenas y logran los 6 mil mensuales (egresados de una carrera de comunicación, universitarios) o bien un locutor es la misma historia 6 mil mensuales (En AM, quiero pensar que en FM la cosa es diferente si tienen el dato compartan).

Y mi postura aquí no es exigirle al presidente que le pague menos a los de las pipas, creo que está bien que todos ganemos un salario que nos permita vivir dignamente. Lo que yo rogaría a las empresas de comunicación es que replantearan sus salarios.  Nos quedamos con la idea de trabajar por hora y hay trabajos que requieren otro tipo de desempeño humano que no es medible por hora.  Y ese desempeño se llama creatividad. Un ser humano puede tardarse 2 años en escribir un libro que le dará de comer por el resto de sus días, desde luego que un chofer deberá manejar determinado número de horas para recibir su sueldo, es un trabajo mecánico que nada tiene que ver con el trabajo creativo. ¿Pero que pasa? los creativos somos unos huevones (y lo he escuchado de gente muy cercana, obviamente personas que son ingenieros o administrativos que conciben el trabajo como un lapso de tiempo que hay que cumplir en trabajos de producción en serie y se olvidan de una parte muy importante y que ha servido para la evolución humana: LA CREACIÓN) Creación de todo, de un libro, de una película, de una pintura, de un programa de radio, de tele, de música. Entiendo que no se trata de dar salarios millonarios, pero es bien triste que universitarios  titulados, creando producciones increíbles o poniendo todo su ingenio en la nota del día ganen 6 mil pesos y con unas jornadas de 10 horas (porque aquí a parte de ser creativos hay que sacar el sueldo con horas que normalmente son más de las pagadas reglamentariamente)  Elegimos esta carrera de comunicar en donde los periodistas de nota dura arriesgan la vida para tener la noticia, en mi caso (no soy tan valiente como muchas amigas que tengo que si se han jugado la vida en el campo de batalla) yo cubro soft news, turismo, gastronomía, estilo de vida, color, bienestar y salud. Aún así es complicadísimo vivir de esto, también tengo muchas amigas que gracias al apoyo económico de sus maridos es que pueden disfrutar de trabajar en lo que les gusta, porque siendo soltera, ni siquiera el sueldo te alcanza para tí sola.

En verdad no es queja, al final también soy una fiel creyente de que la vida hay que buscársela uno y como no ha salido para vivir de los medios (o dejó de salir porque cuando era jovenzuela irresponsable me daba ese lujo) he buscado otras alternativas que me permitan vivir como me gusta. Pero ¿saben? extraño mucho hacer radio y estaría de lujo que volviéramos a tener locutores bien pagados que aman hacer su trabajo y que se preocupan todos los días por transmitir un contenido más allá del meme o del bullying gubernamental. (no digo que no haya comunicadores muy dignos, tengo muchos que admiro, pero también mucho del medio se ha devaluado por lo mismo)

En fin… este blog es a modo de desahogo, gracias por leerme… aquí seguimos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *