A LAS MUJERES CASADAS

El año pasado empezó con el Times Up y el discurso feminista de Oprah; pero cerró con todo este movimiento desvirtuado desde mi punto de vista ¿y por qué digo desvirtuado? Porque muchas reacciones que no tienen nada que ver con el amor, el respeto y la unidad se generaron con el pretexto del “Times Up”, vi pasar el año con mujeres repudiando hombres solo por ser hombres. Vi el año pasado correr con un crecimiento del odio de las mujeres hacia los hombres y es lo mismo que todo ese odio del que éramos víctimas las mujeres justo solo por eso, por ser mujeres.

Si bien, es apremiante el asunto de la igualdad salarial, la seguridad física, el respeto en las calles y en la vida. No creo que sea parte de la lucha generar un nuevo concepto de “todos los hombres son enemigos” y ahí entro en el tema de la crítica exagerada hacia las mujeres que han decidido unirse a un hombre. Hoy, algunas solteras y activistas (no quiero generalizar, no me lo permitan si lo hago)  ejercen una crítica que me parece ya hasta bullying sobre las mujeres que han decidido por conciencia propia formar un hogar, ser amas de casa y cuidar una familia.

¿En qué momento se volvió motivo de juicio el que una mujer aspire a encontrar a un hombre con quien compartir su vida? Entiendo que una jovencita de 20 años debería pensar en otras cosas antes de casarse, lo entiendo (aunque sigue siendo un derecho de decidir de cada quien). Pero una mujer de 40 ¿No sería perfectamente normal que busque una relación estable? Pero hoy, siendo una mujer de esa edad, debes ser cuidadosa frente a quién dices que te encantaría encontrar a una pareja porque invariablemente eres sujeto de crítica, juicio, burla y hasta lástima. ¡Oigan! yo no he dicho nada que ponga en vergüenza a las mujeres ¿O si? es realmente un deseo genuino y legítimo ¿por qué genera hoy tanta molestia entre mis congéneres?

Queridas amigas y no amigas, casadas, felices, cumpliendo sus propósitos y sueños. Discúlpenme por todas las veces que juzgué su vida de aburrida, de mediocre, de cómoda. Hoy, me doy cuenta que no tiene nada de eso, que el trabajo del hogar y de cuidar de otras personas es el más noble y el más amoroso. Que no tiene nada de malo decidir o ilusionarte con pensar en cuidar y criar personas de bien. Que lo único “malo” en esto es que sea forzado o por cumplir con cánones sociales (ese es otro tema), pero mientras sea una ilusión propia y a la cual todas tenemos derecho, está bien que la tengan y está bien que la realicen ¡Basta del odio que algunas pseudofeministas han generado! Y por favor quienes luchan por la igualdad de derechos no se sientan agredidas, hay muchas mujeres famosas y no famosas que respeto por su discurso con palabras y con actos (Emma Watson, Meryl Streep, Oprah y la misma Salma Hayek que estando casada ha hecho declaraciones contra el abuso pero sin generalizar o satanizar a todos los hombres) Hoy hablo de quienes  utilizando el odio y resentimiento como bandera han creado una separación tal entre hombres y mujeres que solo lastima. No queridas amigas, no está mal creer en el amor, no está mal ilusionarse con compartir su vida con un hombre, no está mal ser ama de casa por decisión propia y no son menos mujeres por ello. Al contrario, son más valientes por hacer un “trabajo” gratis y por elegir la realización en conjunto con los que aman y no nada más la propia.

¿Y saben por qué creo que es ya desmedido contra los hombres? porque si se trata de unirse en pareja gay (no tengo ningún problema con las que eligen ser lesbianas también es una decisión libre y propia) pero vuelvo a lo mismo, que no sea por odio, ni por resentimiento, vamos por ninguna razón equivocada.

Y a mis amigas feministas, estoy con ustedes en una lucha en contra del odio, de la disparidad de salarios y de la falta de respeto. Por lo demás, amo a los hombres buenos, bien educados y con ganas de amar bien a su mujer y si creo que todavía existan.

¡Feliz año nuevo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *